ANTES DE ADQUIRIR UN CACHORRO 

Esto es una guía básica que resalta algunos puntos importantes a la hora de incorporar un nuevo miembro a su familia.

En primer lugar, adquirir un cachorro supone un compromiso a largo plazo. Por ello, debe pensarlo muy bien ya que cambiará su modo de vida durante algunos años.

HAY QUE INVESTIGAR SOBRE LA RAZA 

Infórmese bien de las diferentes razas y elija la que crea que se adapte a su forma de vivir. Es muy importante que investigue la salud que afecta a cada raza.

Además, le recomiendo que vaya a eventos relacionados con la raza ya que aprendería mucho sobre ello y, además, podrá encontrar criadores con bastante experiencia a los que poder hacer muchas preguntas.

LAS PRUEBAS DE SALUD

Los criadores con buena experiencia tienen como fin mejorar la salud de la raza en general, criándolos con buenos ejemplares. A los padres de la camada se les realiza una prueba antes de la monta. Si los resultados son aceptables, se podrá proceder a la monta.

Las pruebas de salud son caras pero imprescindibles, ya que luego con ellas los criadores selectos pueden eliminar las condiciones genéticas y reducir la probabilidad de que ocurran condiciones no genéricas. Tened en cuenta que, aunque haya sido revisado por un veterinario, éstos no suelen informar de las enfermedades genéticas de tu cachorro.

En la mayoría de las razas, las enfermedades con las que debemos tener más cuidado son la cadera y los ojos, donde se pueden apreciar afecciones oculares hereditarias. Adicionalmente, hay muchas pruebas genéticas disponibles para muchas otras enfermedades genéticas en la que cada raza tiene alguna prioridad.

Con esto no quiero decir que las pruebas de salud nos vayan a garantizar calidad e inmunidad en la vida del cachorro. El desarrollo en el mundo exterior puede determinar cómo crecerá, pero adquiriendo cachorros de padres aprobados reduciremos el riesgo.

Unas de las ventajas de las pruebas de salud es que las camadas del criador con respecto a otras suelen ser lo más saludables posibles.

SABER ELEGIR TU CRIADOR

Elegir un buen criador es esencial a la hora de adquirir un cachorro.

Nunca adquieras un cachorro en una tienda de mascotas, ya que los criadores acreditados nunca los vende a las tiendas de animales.

La función de los criadores es fundamental, ya que los más experimentados se preocupan por su raza y que su línea de crianza continúe en el tiempo, siempre evaluando la salud de los cachorros.

Un buen criador es aquel:

  1. Con el que se pueda contar para cualquier problema o apoyo moral.
  2. Que se preocupe o recupere a un cachorro al cual reubicar si su comprador inicial no ha podido/sabido cuidarlo de manera responsable.
  3. Que cuando los cachorros nacen, están con ellos las 24 horas del día, atendiéndolos hasta que se ubiquen en nuevos hogares.
  4. Que conoce y aplica los conceptos básicos de socialización con la familia, con otros animales.

Pónganse en contacto con diferentes criadores para hacer todas las preguntas que usted necesite y, cuando se decida, prepárese para la llegada del nuevo miembro de la familia.

VISITAR A SU CRIADOR

Se debería visitar a su posible cachorro en la casa familiar donde nació, si es posible. Es recomendable no encontrarse en un camino, en el parque, en una gasolinera, etc.

Es bueno ver todas las camadas posibles antes de elegir para una visión más clara a la hora de elegir su cachorro.

Si es posible, intente ver a la madre de los cachorros para así evaluar el temperamento. Pida que le enseñen a toda la camada y examínalos de arriba abajo. No se quede con el primero que le ofrezcan hasta no haberlos analizado bien. Entre otras cosas, observa cómo responden los perros al dueño o a cualquier familiar que conviva con ellos.

Hay que hacerles muchas preguntas y, si el criador es responsable, le hará muchas preguntas sobre usted y su estilo de vida, ya que tratan a sus perros como uno más de la familia y le gustaría que sus cachorros encontraran unos hogares buenos para ellos.

QUE PREGUNTAS HACER

Es importante solicitar toda la documentación escrita de la salud por si necesitara presentarla en alguna inspección para realizar controles. Los criadores estarán contentos de explicar cualquier cosa que no entienda sobre las pruebas o resultados.

No se pude comprar un cachorro por que le dé pena o lo vea en una situación de mal estado. Si lo hacemos, sólo alimentaríamos al comercio de cachorros mal criados, por lo que no lo compre y alerte sobre ello.

A LA HORA DE RECOGER A TU CACHORRO

El criador tendrá que proporcionarle una dieta escrita y el programa de desparasitación. También, una copia de su registro en su federación correspondiente en el caso que no la tenga disponible aún en el momento de la recogida.

CONCLUSIÓN

Hay que tener en cuenta que se va a adquirir un ser vivo, no un juguete y que, además, vivirá con usted alrededor de 12 años o más, con suerte. Así que piénselo bien y con mucho tiempo.

En el caso de que quiera comprar un cachorro, gaste un poco más, pero compre a un criador responsable y así se asegurará de tener un cachorro sano, bien criado y sociable.

Comparto con ustedes este consejo que he leído en un foro y para mí es uno de los mejores:

«El mejor consejo es: No compre un cachorro, compre un CRIADOR. Uno que ama y cuida a sus perros, uno que brindará cuidados de por vida, uno que está más preocupado si USTED es el dueño adecuado para su cachorro. Entonces, serás bendecido con un cachorro bien criado y querido con todo el respaldo que puedas necesitar «.

Y si ya ha decidido que un cachorro no es para usted, entonces, ¿por qué no considerar un perro más viejo, un rescate o uno que ha sido devuelto al criador para volver a alojarlo? Tenemos un apartado de adopción en el cual encontraras a muchos deseando encontrar un hogar.